La guía imprescindible de árboles de Navidad artificiales: los 7 grandes pros y contras

royal things artificial christmas tree guide 7 pro cons close up

Se acerca la Navidad y quizá se esté preguntando si comprar este año un árbol de verdad o artificial. No es usted el único. Millones de personas se enfrentan cada año al mismo dilema. Ambas opciones tienen sus pros y sus contras, y la elección depende en última instancia de sus preferencias personales y su presupuesto. En este artículo analizaremos las ventajas e inconvenientes de los árboles de Navidad artificiales y le ayudaremos a decidirse por uno de verdad o uno artificial.

De voordelen van een kunstkerstboom

  1. Confort – Se acabó el estrés navideño

    Acabar con la rutina del frío

    Nada de juntar filas, narices frías o tráfico ajetreado. Usted saca su árbol de Navidad artificial de su almacén y puede empezar a montarlo enseguida. También puede volver a guardarlo rápidamente después de Navidad. Mientras que con el árbol de Navidad de verdad, a menudo hay que llevárselo (sea o no de pago).

    Larga vida útil

    El árbol de Navidad artificial dura años. En comparación con un árbol de Navidad de verdad que sólo dura unas semanas. Ideal para las personas que empiezan a decorar pronto y quieren conservar un bonito árbol de Navidad. Disfrute de un árbol de Navidad verde desde Navidad hasta Año Nuevo. Se acabaron las agujas estériles.

    Libérese de la limpieza interminable: el árbol de Navidad sin mantenimiento

    Antes de colocar el árbol de Navidad de verdad, a menudo hay que limpiar el coche y el camino recorrido. Y esto no suele acabar aquí, ya que algunos árboles de Navidad pierden las agujas al cabo de un tiempo. ¡Otra vez a cepillar! Y al desmontar y llevarse el árbol de Navidad, es posible que vuelva a pulirlo todo. No es el caso de un árbol de Navidad artificial. Una vez instalado, no tendrás que preocuparte durante todo el periodo navideño.

    Montaje rápido y sencillo

    La nueva línea de árboles de Navidad es muy rápida de montar. Constan de 2 ó 3 piezas que se encajan rápidamente. Después, las ramas caen en su sitio. Además, algunos modelos llevan luces incorporadas.

  2. Seguros y antialérgicos: las características protectoras de los árboles de Navidad artificiales

    Más seguro en caso de incendio

    Los árboles de Navidad artificiales son obligatoriamente ignífugos. Esto los hace mucho más seguros que el árbol de Navidad seco. Que puede incendiarse debido a una pequeña chispa o a los destellos de fuego de la chimenea.

    Acabar con las alergias

    Un árbol de Navidad de verdad puede causar problemas a las personas sensibles al polen, la resina y el moho. El árbol de Navidad artificial está fabricado con materiales sintéticos que no provocan alergias. Guarde el árbol de Navidad artificial sin polvo ni humedad, ya que de lo contrario el polvo y el moho también pueden penetrar en él.

  3. El árbol que te conviene Porque un árbol de Navidad artificial es realmente bonito

    Realista

    Los árboles de Navidad artificiales han mejorado bastante con respecto al pasado. La mayoría de los modelos se inclinan por los ejemplares realistas, como estas especies: Nordmann, Abeto, Picea y el abeto azul. Así no tienes que renunciar a la apariencia.
    Algunos de los modelos premium vienen incluso con agujas que se asemejan a las de uno de verdad.

    Variación

    Por supuesto, no todo tiene que ser realista. A veces también puede ser más bonito. Porque hoy en día muchos árboles de Navidad artificiales son más bonitos que los de verdad. Más llenos, más verdes, más anchos, en definitiva, más bonitos. Además del clásico abeto, también hay modelos un poco diferentes. Un árbol de Navidad azul o dorado, ¿por qué no? ¿O medio árbol de Navidad? ¡Lo colocas contra la pared y ahorras mucho espacio! ¿Te gusta el paisaje invernal? Entonces también puedes comprar uno nevado. No te preocupes, la nieve no se derrite 😉

  4. Ahorro de costes

    Sí, ha leído bien, un árbol de Navidad artificial es más barato que uno de verdad. Aunque esta idea pueda parecer inverosímil al principio, es importante analizar el ahorro no sólo al año, sino a lo largo de un periodo de unos 10 años. Porque un árbol de Navidad artificial dura al menos ese tiempo. Y de esta forma, resulta mucho más barato que salir a comprar un árbol de Navidad de verdad cada año. A esto hay que añadir que, debido al aumento de los precios, un árbol de Navidad de verdad es más caro cada año.
    Consejo: no compres el más barato, apuesta por la calidad, así no tendrás que comprar uno nuevo cada pocos años porque volverá a ser más caro.

  5. El impacto ambiental es menor de lo que cree

    En todas partes se dice que los árboles de Navidad artificiales son peores para el medio ambiente. Pero muchos árboles de Navidad artificiales modernos no lo son. Suelen estar hechos de materiales reciclados y tienen una larga vida útil de al menos 10 años. Después, puedes donarlos a una organización benéfica. Lo que hace que el impacto sea mayor que la tala anual de muchos árboles y el traslado de estos árboles de Navidad (Finlandia, Noruega,…).

  6. Robusto y resistente – El robusto árbol de Navidad artificial

    Los árboles de Navidad artificiales son los héroes de la temporada navideña: fuertes, robustos y la base para crear ambiente en casa. Se acabaron las ramas caídas. Porque, sinceramente, no hay nada peor que una chuchería se rompa porque le falla una rama. Pero espera, aún hay más: estos robustos amigos no sólo son tus perfectos compañeros de decoración, sino también una base resistente para esas grandes y hermosas piezas decorativas. ¿Sueña con un árbol de Navidad americano, lleno de grandiosos adornos? Con un árbol de Navidad artificial, ¡es posible!

  7. No sólo en Navidad – La creatividad no conoce fronteras

    ¿Sabía que su árbol de Navidad artificial no es sólo para Navidad? Es como un lienzo en blanco que puedes transformar para cualquier ocasión. Piensa en la fresca brisa de primavera, los cálidos días de verano, las coloridas hojas de otoño e incluso para fiestas especiales como San Valentín y Halloween: tu árbol de Navidad artificial puede con todo. Porque, ¿quién dice que la decoración tiene que limitarse a una estación? Con un árbol de Navidad artificial, tienes todas las excusas para dar rienda suelta a tu creatividad durante todo el año.

Los inconvenientes de un árbol de Navidad artificial

  1. Ninguna salida familiar adicional

    Aunque los árboles de Navidad artificiales le ahorran el frío y las molestias del invierno, esta comodidad también quita a las familias la oportunidad de sumergirse en una apreciada tradición. El encanto de pasear por fragantes bosques de coníferas, encontrar el árbol perfecto y las animadas conversaciones sobre las mejores ramas son momentos apreciados durante generaciones en algunos hogares, pero tristemente omitidos al elegir un árbol de Navidad artificial que simplemente sale del almacén.

  2. El olor tradicional – La única ventaja de la que carecen los árboles de Navidad artificiales

    El árbol de Navidad artificial tiene muchas ventajas sobre su homólogo natural. Pero hay una ventaja difícil de igualar: el olor. El característico aroma a pino que desprende un árbol de verdad es gratis. Aunque se pueden colocar difusores de aroma con un árbol de Navidad artificial para aproximarse a la atmósfera, no es exactamente lo mismo. Se pierde algo mágico al imitar el auténtico aroma del pino recién cortado. Es ese aroma único que está indisolublemente ligado a la calidez y lo acogedor de las fiestas y que los árboles de Navidad artificiales no pueden emular del todo a pesar de sus muchas ventajas.

  3. Árboles de Navidad artificiales: el mayor reto de almacenamiento

    Aunque no cabe duda de que un árbol de Navidad artificial proporciona el ambiente navideño ideal, es bueno saber que almacenarlo puede ocupar algo de espacio. Esto puede ser especialmente difícil para quienes tienen poco espacio en casa. Sin embargo, aquí viene el giro inteligente: para aquellos que utilizan su árbol de Navidad artificial para decorar también en otras estaciones, el problema del almacenamiento se resuelve de inmediato. Y es que estos árboles versátiles permiten la creatividad durante todo el año, lo que significa que el árbol sigue cumpliendo su maravillosa función sin necesidad de espacio de almacenamiento adicional.

  4. La perfección requiere tiempo.

    Hablemos del gran trabajo que se realiza entre bastidores para que ese artístico árbol de Navidad brille en todo su esplendor. Porque, créeme, no es tan sencillo como parece. Ese aspecto exuberante y pleno requiere cierto esfuerzo: doblar y colocar meticulosamente cada ramita hasta que quede perfecta. Pero eso no es todo, porque algunos árboles de Navidad llevan el trabajo al siguiente nivel. Tienes esos árboles en los que tienes que montar las ramas grandes en el poste central una a una. Y puedo decirte que eso es un proyecto en sí mismo. Se necesita mucho tiempo y trabajo para que todo quede bien. Por eso elegimos el tipo de árbol de Navidad artificial en el que las ramas ya están montadas en el poste. Esto no solo te ahorra mucho esfuerzo, sino que también te garantiza que podrás conseguir ese aspecto tan bonito y frondoso que buscas rápidamente y con menos esfuerzo.

  5. Árboles de Navidad Artificiales precio descifrado, más barato Opción a largo plazo, pero una inversión inicial

    Al considerar un árbol de Navidad artificial como alternativa a comprar uno de verdad cada año, no hay que pasar por alto el aspecto económico. Un árbol artificial suele ser más barato a largo plazo, pero cuesta más al principio. El precio de compra inicial puede resultar a veces desalentador, sobre todo si se compara con el coste anual de un árbol de Navidad de verdad. Esta transición requiere una planificación financiera consciente y reconocer los beneficios a largo plazo.

    Atención: Equilibrio entre coste y realismo

    A la hora de buscar un árbol de Navidad artificial adecuado, hay que actuar con cautela, sobre todo cuando se trata de evitar gastos elevados. Aunque las variantes más baratas pueden parecer atractivas, es fundamental prestar atención a la calidad y el aspecto realista del árbol. Las opciones más baratas suelen tener un aspecto poco natural, con ramas y colores poco realistas visibles incluso desde lejos. En este sentido, es esencial fijarse no sólo en el precio, sino también en la artesanía y la estética general del árbol de Navidad artificial elegido.

  6. La base del árbol de Navidad: la parte inferior menos favorecedora del árbol de Navidad artificial

    El soporte básico de un árbol de Navidad artificial puede ser bastante, digamos, antiestético. Pero no te preocupes, porque hay una solución sencilla y elegante. Colocando una falda para árbol de Navidad bajo el árbol y algunos regalos bellamente envueltos a su alrededor, transformará esa base un tanto aburrida en un verdadero punto de atracción. La falda del árbol de Navidad añade un toque de elegancia y oculta esa fea base, mientras que los coloridos regalos aportan una dosis extra de estilo festivo a tu espacio vital. Es como un cambio de imagen rápido y sencillo para tu árbol, que te permite centrarte en lo más importante: compartir la alegría y crear recuerdos durante las fiestas.

  7. Encantadoramente adictivo – Una vez que tienes 1 quieres más

    Se lo advierto: los árboles de Navidad artificiales pueden ser muy adictivos 😉. Una vez que tengas uno en casa, tus ojos empezarán a buscar de forma natural nuevas oportunidades para ampliar tu colección. Y créame, ¡esas posibilidades son infinitas! Con tantas formas y tamaños diferentes para elegir, puedes colocar estos árboles en casi cualquier lugar que se te ocurra. Son como un lienzo para tus expresiones creativas, y una vez que empieces a descubrir el aspecto único que aporta cada árbol, puede que te sorprendas a ti mismo deseando tener otro. O dos. O tres. Sí, los árboles de Navidad artificiales tienden a alimentar una deliciosa adicción, y eso se debe a su contagiosa versatilidad y a su irresistible encanto.

royal things artificial christmas tree guide 7 pro cons

Con nuestra completa guía en el bolsillo, dispondrá de información que le ayudará a elegir con conocimiento de causa el árbol de Navidad de este año. Tanto si opta por la comodidad de un árbol de Navidad artificial como por el encanto de uno de verdad, recuerde que cualquier árbol de Navidad aporta un ambiente único a su hogar durante la época navideña. Así pues, déjese guiar por su corazón y su creatividad a la hora de elegir el árbol de Navidad perfecto y cree una decoración que le traiga buenos recuerdos y alegría durante todo el periodo navideño y mucho tiempo después.